7.11.13

Hablemos de Estanterías

  Hoy traigo, por primera vez, un tema de opinión acerca de la manera en la que acomodamos o disponemos nuestros libros en nuestras bibliotecas, estantes, mesas, etc. Si sos un lector que disfruta de coleccionar libros puede que esta entrada te interese. Mirando videos en You Tube, precisamente aquellos que tienen tours por sus estanterías, he podido ver que a la hora de acomodar los libros surgen miles de variantes, todas las que los lectores decidan darle.

  La que más me llama la atención, porque jamás se me hubiera ocurrido, solo más que con la ropa (y por hacerme la ordenada) es acomodarlos por colores. Sí! no importa que tu trilogía favorita tenga ejemplares de diferentes colores, no importa tenerlos a metros de distancia uno del otro, porque la biblioteca se luce como un arcoiris de libros. Me parece muy curioso, innovador, estético, pero la verdad que no es mi caso. No niego que puede que se vea bien, pero no sé... a mi me encanta comprar alguna secuela de un libro y llevarla "junto a su hermanito" y hasta a veces les hablo y les digo: "ya no vas a estar más solo" xD no llamen a nadie, a veces les hablo. 


 


  Luego de los colores hay otra que se ve bastante seguido, que no me parece muy curiosa que digamos, y es organizar los libros por orden AlfaBétiCo. Aquí se tomaría de referencia el apellido del autor y se los dispondría de esa forma: de Arlt a Zusask, por ejemplo. Creo que cuando se tienen muchos libros es una opción bastante inteligente, para ser prácticos y certeros a la hora de buscar un libro. A mi no me pasa, tendré como mucho unos 100 libros, y la verdad que los conozco demasiado bien por sus lomos, y puedo localizarlos con facilidad.


  A los que no les gusta el orden alfabético, ni el orden por colores puede que disfrute o prefiera acomodar sus libros por edición, es decir, los de tapa blanda (paperback) por una lado y los de tapa dura (hardback) por otro. Esta opción es bastante lógica, pero a veces nos pasa que las editoriales hacen líos a la hora de editar los libros, y terminamos teniendo tapa blanda, tapa dura, tapa etc. dentro de una misma saga. En mi caso tengo muy pocos de tapa dura, y no me molesta mezclarlos entre los demás de tapa blanda.

  Otra variante que también he visto por allí es la de disponer libros en las estanterías por tamAÑO, es decir, por altura. Esta forma es muy ordenada, y la verdad que me parece genial, pero no va para nada conmigo. Si hay algo que amo de mis estanterías es que haya heterogeneidad, me encanta que mis libros formen escaleras y laberintos, la verdad que tenerlos todos derechitos, rígidos, y en perfecta armonía no me deja muy satisfecha visualmente.

Una forma más de acomodar los libros es hacerlos por editorial, ésta me parece bien. Pero hay veces que las editoriales publican libros bastante diferentes en temas de temática o género. Quizá aquí salga un poco a la luz mi manera de acomodar mis libros, porque a mí no me hace gracia poner un libro de poemas al lado de uno de crimen y policiales. Pero formas y colores los hay por todos lados. Y esta manera de organizarse me parece muy bien.

  Haciendo memoria de todas las que vi, y haciendo un poco de referencia de lo que decía en el párrafo anterior, me acuerdo también haber visto libros organizados por género, es decir, el estante de la novela negra, el de la romántica, el estante de la distopía, y etc. Esta variante me parece lo más cercano a lo que yo hago. No siempre lo respeto, pero suele ser que en su cercanía mis libros tienen alguna especie de parentesco.

  Cada vez que escribo una variante, vienen cinco a mi mente, en éste caso pienso en la que puede resultar la más común de todas, pero a su vez con mucho significado ♥ y es disponer los libros en orden de favoritismo. Creo que todo el mundo tiene su estante de los favoritos, y bien ahí abajo el estante con aquellos a los que se quiere poco. Se le estaría dando a los libros favoritos una especie de lugar privilegiado, y la verdad que comparto bastante esta elección para ordenar nuestros libros.

  La última manera de acomodar libros en las bibliotecas que he estado viendo por la web, es una que la verdad no he probado, pero me parece muy buena. Todos sabemos que hay ediciones que son hermosas, obras de arte por así decirlo. Entonces... ¿vamos a privarnos de esa vista y conformarnos con solo ver sus lomos? Bueno he visto mucha gente que además de acomodar sus libros uno al lado del otro con los lomos expuestos, también, opta por poner de frente alguno (exhibir la portada) que se destaque por su arte de tapa, o a su vez que se destaque como su favorito entre los demás libros. De todas es una que me llama mucho la atención, pero ahí surge mi alma caritativa, y me digo ¿qué pasa con los libros que quedan detrás? lo que menos quiero es hacerles un desplante (y ahí es cuando recuerdo que son libros... tomo la medicación y sigo...) xD la idea es genial, pero si tendría que implementarla la verdad que necesitaría estanterías de más de 2 metros son muchos los que amo por su contenido, y muchos a los que podría exhibir por sus hermosas portadas (sin tapar a los demás).


  AHORA ME TOCA HABLAR DE MIS ESTANTERÍAS... (aunque nadie quiera, ni le interese) y es aquí donde les cuento cómo los acomodo yo. Luego de analizar un poco (no es que se necesite demasiado análisis) creo que hago una mezcla interesante... tengo una especie de lugarcito especial para mis top literarios del corazón, y después en general los acomodo a todos al lado de sus compatriotas (traduzco al idioma cuerdo: sagas, trilogías, bilogías, etc. van siempre uno al lado del otro), también está la posibilidad de que los ponga un poco por género (a algunos), y definitivamente tengo por un lado los libros en español y por otro (no muy lejano) los libros en inglés.




Pueden contarme a partir de qué se basan a la hora de acomodar sus libros y si saben de alguna forma curiosa que yo no haya visto o comentado. 
Les mando un beso, ¡hasta pronto!
♥♥♥

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por dejar tu comentario! ^^